18 de junio de 2017

De lo Cotidiano, Domingo

¡Qué alegría despertar al alba
con la sensación de haberlo dormido todo!

Un instante después te percatas de que es domingo
y, ni labores ni honores
ni disciplinas ni pamplinas,
a madrugar te obligan.

Entonces,
-como un tejado resentido-
se te desploma el regocijo. 
©Trini Reina/junio 2017
Pintura de Mary Jane Ansell  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.