12 de junio de 2017

Versóleos XIV

 
El  interior
en sus sombras te acoge;
mientras el sol
en las afueras se bate.
La hiedra de tus temores,
génesis constante.

Surca el mar, impasible,
la luz de tu desaire.
El viento, artero,
en su pico trae
un adiós sin pañuelo,
un olvido irrefutable.

Sola en tu balcón de luto,
la soledumbre es herida
que tristezas combate.
 ©Trini Reina/marzo 2014
Obra de Homer Winslow

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.